lunes, 19 de septiembre de 2011

A dos años de "La Ley de Medios"

(por Damián Fresolone)

El 17 de septiembre de 2009 la Cámara de Diputados de la Nación otorgaba media sanción a Proyecto de Ley sobre la Regulación de los Servicios de Comunicación Audiovisual. Con un total de 147 votos positivos, 4 negativos y 1 abstención, la cámara baja daba el primer paso legislativo que continuaría, veinte días después, en el Senado.

     Durante la extensísima sesión y en los días posteriores a la media sanción en Diputados, los diarios Clarín y La Nación, entre otros medios hegemónicos, afirmaron erróneamente que la ley fue apoyada únicamente por el sector oficialista. En cuanto a esto cabe destacar dos puntos:

     -El oficialismo no poseía mayoría en la cámara baja. La totalidad del cuerpo de Diputados es de 257 miembros. Para obtener la media sanción se necesitaba la mitad más uno, o sea, 129 votos afirmativos. Este proyecto de ley obtuvo 147 votos a favor, 18 más que los mínimos necesarios.

     -Los sectores que votaron de manera positiva fueron: Frente para la Victoria, Partido Socialista, De la Concertación, Proyecto Sur-Buenos Aires para Todos, Encuentro Popular y Social, Proyecto Progresista, Solidaridad e Igualdad (SI), FORJA, entre otros.


     Este apoyo e impulso al proyecto que emergió, hace muchos años, desde la Coalición por una Radiodifusión Democrática, y con decenas de debates y jornadas nacionales por especialistas, estudiantes, periodistas, y público en general, fue ratificado por 44 votos a favor y 24 en contra en la Cámara de Senadores el 10 de octubre del mismo año.


PASADO: “TN puede desaparecer” y “El Cepo K”

Horas después de conocerse los resultados y con la irrevocable desición de que el proyecto de Medios de Comunicación Audiovisual se analice en las comisiones de la cámara alta para su posterior aprobación en el Senado, los medios hegemónicos de capital concentrado comenzaron sus campañas de desinformación.

El oligopolio Clarín, mediante su señal de noticias “TN”, lanzó distintas estrategias con la intención de sembrar dudas y temor, que regadas por la posición espontánea de victimización del medio, podría haber dado como cosecha un fuerte rechazo de sus televidentes hacia proyecto de ley recientemente votado.


Por un lado, reprodujo un spot en el cuál una voz en off manifestaba: “Con la aprobación de la Ley de Medios K varios canales pueden desaparecer, TN es uno de ellos. TN, ¿Todos nosotros tendremos noticias?”.
            Por otro, continuos análisis de “especialistas” de medios (todos ligados al oligopolio) intentaban defenestrar la ley por sus características “abusivas”, mientras eran contextualizados por el zócalo: “TN puede desaparecer” (aprovechando la connotación de la palabra “desaparecer” en la sociedad argentina).

     América24, por su parte, generó una herramienta a la que denominaron “El Cepo K”. La misma era un gran reloj digital ubicado en la parte izquierda de la pantalla que contabilizaba las horas, minutos y segundos que llevaba de “demora” el envío del proyecto desde la Cámara de Diputados hasta la de Senadores. Este persistió casi dos días denunciando "un oportunismo" del Gobierno al retrazar la entrada de los documentos a la cámara alta.


PRESENTE: La cocina (en el medio hay una ley)


En el marco de cumplirse dos años de la media sanción en diputados y siete de la presentación de los 21 puntos por la radiodifusión democrática, madre de la actual ley de Servicios Audiovisuales, un libro y un documental se encargarán de dejar registro.

     Por un lado, se presentó en la Biblioteca Nacional La cocina de la Ley, una obra que narra el proceso de años de trabajo, debate, unidad, y esfuerzos que sirvieron como base para la elaboración del proyecto final. “Es una herramienta para manifestar que estamos dispuestos a trabajar para la total aplicación de la ley de medios”, afirmó Néstor Busso uno de sus autores.

     Por otro lado, David Blaustein y Osvaldo Daicich dirigen un documental de 80 minutos de duración, denominado “La cocina (en el medio hay una ley)”, que se estará estrenando los próximos días en el Espacio INCAA Gaumont y será emitido por Canal 7 y Encuentro.


FUTURO: Nuestro

Depende de cada uno de los actores que esta ley funcione en plena vigencia. Y, especialmente, al tratarse del campo de los Medios de Comunicación, los actores somos todos. Los periodistas, los editores de contenidos, los dueños de medios, los televidentes, los radioaficionados, los políticos, la dirigencia, las cooperativas, los espacios autogestivos, las universidades, los estudiantes. La voz, la pantalla chica, el dial, el éter.

     Pasó la votación en Diputados, en el Senado, las contra marchas, las manipulaciones mediáticas, los opinólogos de tutti-cuanti, y los concejos de la SIP. Desapareció “El Cepo K” y “La Ley Mordaza”, pero no TN.

     Desde nuestro lugar, aseguramos a quienes aún hoy estén preocupados, que con la plena vigencia de la ley: Tendremos Noticias.
 
   

3 comentarios:

Ciudadano K dijo...

Excelente y oportuno recordatorio de uno de los hitos.

Greta dijo...

Muy bueno Damián...
Creo que hay otros actores importantes, como para colaborar en la construcción de la Ley de Medios: los espectadores, los lectores, los oyentes... Ellos (nosotros) también debemos contribuir siendo cada vez más críticos y más exigentes a la hora de elegir qué ver, qué leer, qué escuchar.
Un saludo amigo.

Greta.

Laila (@AriannaSta) dijo...

Impecable la nota Damián (como todas las que vengo leyendo).
Estoy de acuerdo con Greta en que también espectadores, lectores, oyentes, debemos ser cada vez más críticos y exigentes a la hora de informarnos ya que, en definitiva, es un beneficio para nosotros.
Lo que lamento enormemente, es que aún, uno de los artículos más importantes de dicha Ley, se encuentre retenido en/por el Poder Judicial.
Está claro que han intentado confundir, tratando de inculcarnos que no era más que una estrategia para callar al periodismo (recuerdo, como bien mencionaste, que la llamaron "Ley mordaza"), sin embargo, creo que el tiempo ha demostrado a muchos de los que creyeron en la mentira, que la Ley nos otorga la posibilidad de conocer todos los puntos de vista, sacar nuestras propias conclusiones y, en definitiva, mantenernos mejor informados.
Tampoco debemos olvidar que el Grupo Clarín, sigue sin respetar otro punto importante de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, me refiero a que sigue sin respetar la grilla de canales, y es realmente triste que algunos todavía no puedan darse cuenta que, quien intenta callar al sector mayoritario (50,21), es en realidad dicho grupo.
Creo que quienes somos conscientes de ésto, deberíamos hacer algo al respecto. A veces me pregunto por qué no estamos realizando marchas a Tribunales para presionar por el total cumplimiento de la Ley (sé que la palabra "presionar" suena horrible, pero no encontré otra), aunque deduzco que luego del contundente triunfo de Cristina en octubre, dicha Ley entrará completamente en vigencia.

"Pasó la votación en Diputados, en el Senado, las contra marchas, las manipulaciones mediáticas, los opinólogos de tutti-cuanti, y los concejos de la SIP. Desapareció “El Cepo K” y “La Ley Mordaza”, pero no TN" // Totalmente de acuerdo, creo que ese párrafo define a la perfección la gran mentira que quisieron instalar, y agrego "Hoy abrí un diario y leí que no había libertad de expresión, prendí una radio y escuché a un periodista decir que no había libertad de expresión, encendí la tele y pude ver a otro periodista quejarse porque no hay libertad de expresión...". No recuerdo bien de quién es la frase, pero creo que con ella está todo dicho.
Saludos Damián!

Publicar un comentario en la entrada